“La noche del cazador”

Solo dirigió una película en toda su vida, pero, desde luego, vaya película. Así es, Charles Laughton dirigió en 1955 La noche del cazador, una película que fracasó en taquilla, pero que, paradójicamente, es considerada hoy como una obra maestra del cine de terror en todos los aspectos.

Sí, es cierto; hablar de “obra maestra” puede parecer redundante y manido, pero es que La noche del cazador es una auténtica obra maestra (por no decir de arte) que ha servido de modelo, no solo en películas posteriores, sino también en ámbitos como la publicidad. De fotografía perfecta, magistral, sublime, en La noche del cazador Stanley Cortez llevó a los más altos niveles lo que se ha de exigir de un cuento de terror para el que Laughton buscaba la perfección. Ese ambiente tenebroso y de pesadilla que hoy día se exige al cine de terror es, precisamente, el que impuso Stanley Cortez como norma con una fotografía innovadora y perfeccionista para lo que se acostumbraba en los años cincuenta y con la cual, sin necesidad de palabra alguna, nos sumerge en una historia verdaderamente aterradora.

La noche del cazador

Basada en hechos reales, el guión es la adaptación por parte de James Agee (guionista también de La reina de África) de la novela de Davis Grubb del mismo nombre, en la cual contaba la historia de un granjero de origen holandés que, en la América de la Gran Depresión, con sus encantos y poder de seducción, a través de la página de contactos de un periódico, conoció a dos viudas a las que mató por su dinero, así como a los tres hijos de una de ellas. En la película, la historia varía en algunos aspectos, pero básicamente, el argumento será el mismo, interpretando el papel protagonista un Robert Mitchum que lo borda, como lo hará años después en El cabo del terror.

Y es que Mitchum parece que nació para este tipo de papeles que las grandes estrellas de aquel entonces rechazaban sistemáticamente por lo que de negativo pudieran tener para su imagen (de hecho, en un principio, el papel iba a ser para Gary Cooper, quien lo rechazó precisamente por lo depravado del personaje). Tipos degenerados, miserables y psicópatas son los que mejor ha interpretado el actor de Connecticut, encajando a la perfección en esa mirada “cínica” tan característica de Mitchum y que imprime un carácter especial en los papeles que interpretó.

Así, con esas credenciales como actor, Robert Mitchum interpretó el que muchos consideran como el mejor de sus personajes: el del falso reverendo Powell. Un personaje tan característico como las palabras HATE y LOVE cuyas iniciales llevaba tatuadas en sus dedos y con la que quedaba perfectamente definido, sin apenas palabras, el carácter bipolar y manipulador de Powell.

La noche del cazador

Y, por supuesto, en este cuento de terror, el papel de los niños es aderezo indispensable para construir una película que va más allá del terror. La angustiosa huida de los pequeños John y Pearl río abajo, perseguidos de forma pausada, pero inexorable, por Powell, representa, en realidad, la dejadez y falta de protección de la infancia por parte de los adultos, quienes, encandilados por el primer encantador de serpientes que aparece, dejan a merced de los monstruos que pululan por ahí afuera a los más pequeños. Inolvidable y aterrador, por cierto, ese Robert Mitchum cantando en el tono en que lo hace Leaning mientras acecha en la noche la casa de Rachel Cooper en la que duermen los pequeños John y Pearl.


Charles Laughton, de no haber tenido el revés que tuvo en taquilla con esta obra maestra, hubiera continuado como director con, seguro, otras obras maestras del cine que hoy ensalzaríamos como lo hacemos con La noche del cazador. Sin embargo, nos queda en la memoria el grandísimo actor que fue (realmente inmenso), especialmente sus interpretaciones de Enrique VIII y de Herodes, así como sus papeles en Yo, Claudio y Jamaica Inn. Y ello a pesar de lo que Hitchcock dijera sobre él: “Nunca se te ocurra hacer una película con animales, ni con niños, ni con Charles Laughton”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.