“El sótano de Ma”: buena idea, pero mejorable

Hace unos días pude ver El sótano de Ma, después de varios meses con la atención puesta en ella y de oir buenas críticas.

El sótano de Ma

Al principio pudiera parecer una típica película de terror barato con adolescentes; sin embargo, pronto te das cuenta de que su director, Tate Taylor, propone algo más. Y, efectivamente, la película nos aporta algo más, aunque se queda corta.

A medio camino entre Carrie y Misery, no cabe la menor duda de que las influencias de Stephen King son innegables en El sótano de Ma, donde se nos cuenta la historia de una mujer solitaria llamada Sue Ann (Octavia Spencer) que arrastra un trauma juvenil desde el instituto como consecuencia del bullying que sufrió entonces, aderezado con un denigrante episodio sexual. Así, con el pasar de los años, irá acumulando una sed de venganza en su interior que, finalmente, verá la luz cuando descubra la oportunidad de descargarla sobre los hijos de quienes, precisamente, la acosaron durante su adolescencia, entablando para ello una falsa amistad con los muchachos e invitándoles a una serie de fiestas en el sótano de su casa, las cuales, en realidad, no son más que parte de su perverso y enfermizo plan para cobrarse esa venganza que durante décadas dormitó en su interior y que, sin duda, terminó por trastornarla.

Al igual que en las historias de Stephen King, en El sótano de Ma no nos asaltan inmediatamente con escenas de pretendido terror que apenas consiguen darte un susto que se diluye inmediatamente en el aburrimiento más absoluto de otra historia más de teenagers que, aterrorizados, van cayendo uno a uno como moscas en manos de un misterioso asesino, ya sea del más allá o no; al contrario, el director se toma su tiempo para crear una trama que se va convirtiendo en más interesante a medida que se va desarrollando.

Sin embargo, en algún momento se tuerce la película, que no la historia. Sí, será que Tate Taylor se acelera o que intenta terminar con el metraje cuanto antes, hasta el punto de dar la sensación de que hay escenas eliminadas que se tratan de embutir como sea para acabar deprisa y corriendo; o tal vez que le han metido prisa al director para aligerar. Sea como fuere, lo cierto es que, en algún punto, la historia deja de ser creíble y se suceden las escenas en algunos de los ambientes más tópicos del cine de terror de serie B, lo que desmerece bastante algo que parecía bien encaminado al principio.

En todo caso, lo que sí salva a la película es la interpretación de una oscarizada Octavia Spencer, así como una poco aprovechada Juliette Lewis, quien podría haber dado más de sí en la historia, lo cual, sin embargo, no consigue darle un final redondo a una cinta que prometía más.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.