“Jack y los fantasmas de la casona de Eliot”, de Lily.G Rafferty

Si hay algo que tiene el libro electrónico es lo fácil que resulta descubrir nuevos autores de todo el mundo en apenas un clic, por no hablar del hecho que resulta más respetuoso con el medio ambiente. Y, además, si algo tiene bueno Amazon es que ha permitido derribar fronteras en esto de la literatura.

Jack y los fantasmas de la casona de Eliot

Efectivamente, más allá de los autores de las grandes editoriales existe todo un universo de autores llamados “indie” que nada tienen que envidiar a los “escritores de moda”, esos grandes best sellers que, las más de las veces, nos venden mucho papel y poca letra. Por ello, en este artículo me voy a ocupar de un libro que descubrí por casualidad, escrito por una autora que, la verdad, me ha sorprendido gratamente.

El libro al que me refiero es Jack y los fantasmas de la casona de Eliot, de la autora Lily.G Rafferty; una escritora argentina que, ciertamente, vale la pena conocer, así como esta historia de fantasmas nada al uso.

La trama de Jack y los fantasmas de la casona de Eliot se desarrolla en una mansión victoriana londinense, en la cual habita un grupo de fantasmas entre los que destaca el protagonista, Jack. Sí, Jack; un pequeño fantasma que es sobrino de Eliot, dueño de la casa y antiguo capitán de un barco mercante que guarda la mansión frente a los mortales intrusos que, de tanto en cuando, osan profanar la intimidad de este grupo de fantasmas para intentar robar los objetos de valor que en la casa pudieran encontrar.

Introducidos en ese escenario por la autora de una forma en la que las descripciones no cansan la lectura, poco a poco va hilvanando la personalidad de unos personajes que no se agotan en su papel como fantasmas, sino que, por el contrario, Lily.G Rafferty va construyendo sus personalidades de un modo que nos hace empatizar totalmente con ellos, especialmente con las aventuras de un pequeño Jack cuya imaginación vuela a lomos de las historias de marineros que su tío Eliot le va contando.

Lily.G Rafferty

Sin embargo, la historia no se agota ahí, sino que continúa en una trepidante huída de un grupo de los fantasmas que habitan la casa (entre los que se encuentra Jack) para alcanzar un barco mágico (el Victorius I) que, errante por el mundo, está a punto de zarpar para conducir a sus pasajeros hacia un interminable viaje fantástico de puerto en puerto que el pequeño Jack ansía disfrutar para descubrir todos esos lugares maravillosos que su tío le ha ido narrando. Sin embargo, para alcanzar el Victorius I amarrado en el puerto, Jack y sus amigos deberán sortear una serie de obstáculos que habitan en los túneles subterráneos, entre los que destacan los devoradores, unas criaturas misteriosas que se alimentan de los espíritus que intentan escapar por los túneles.

En fin, una historia muy bien narrada que reserva para el final algunas sorpresas que la autora sabe dosificar de una forma magistral, lo cual hace que haya valido la pena adentrarse en el universo que nos propone Lily.G Rafferty con su Jack y los fantasmas de la casona de Eliot.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .