Shirley Jackson: La gran desconocida en el universo de Stephen King

Que se lee poco en los tiempos que corren es una lamentable realidad, incluso por parte de muchos que afirman preciarse de ser lectores compulsivos. Es más, muchos de aquellos que en diferentes foros se autodenominan “Lectores constantes”, desconocen total y absolutamente las fuentes de las que bebe al que llaman “Maestro”.

Shirley Jackson

Mucho se ha hablado de la indudable influencia de Poe y Lovecraft en la extensa obra de Stephen King; sin embargo, muy pocos conocen a la autora que, quizá (o sin el “quizá”), constituya la auténtica y mayor inspiración para el escritor de Maine: Shirley Jackson.

Nacida en San Francisco un 14 de diciembre de 1916, Shirley Jackson solo escribió seis novelas en su vida, la cual quedó truncada un 8 de agosto de 1965 como consecuencia de un infarto; aun así, su producción literaria más extensa se centró en los relatos cortos, de los que escribiera más de un centenar, así como unos pocos relatos infantiles que no pasaron de la docena. Sin embargo, son aquellas seis novelas que publicara las que realmente marcaron la trayectoria posterior de una serie de escritores del género de terror posteriores, entre los que, sin duda, destacó Stephen King.

De esas seis novelas escritas por Jackson, destaca sobre todas las demás La maldición de Hill House, la cual ha sido considerada por el propio King como una de las novelas de terror más importantes de todo el siglo XX, la cual, como no podría ser de otra manera, ha sido adaptada al cine en dos ocasiones y, últimamente, protagoniza el éxito en el género que nos ocupa de las últimas temporadas en Netflix. Sin embargo, quizá sea La lotería el relato más estremecedor e inquietante de la autora, en el cual, desde luego, es donde más claramente se pueden comprobar las influencias en Stephen King.

La maldición de Hill House

Publicado en 1948 por The New Yorker, La lotería es un relato ausente totalmente de aspectos sobrenaturales; por el contrario, en él, la autora se centra en eso que tantas veces ha señalado Stephen King como la clave para una buena historia de horror: la idea de que el verdadero terror se oculta en la realidad más cotidiana del ser humano. Así, en La lotería, Shirley Jackson nos narra la historia de una ancestral costumbre (inventada, por supuesto) que existiría en un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra y que consistiría en que, mediante un sorteo, cada año se elige a un vecino del pueblo, quien habrá de morir lapidado por la mano del resto de sus vecinos. Tal fue el impacto que causó aquel relato en los lectores de The New Yorker, en una sociedad estadounidense del cuarenta y ocho especialmente remilgada, que los suscriptores de la publicación se dieron de baja por cientos, a pesar de lo cual este relato corto se convirtió con los años en un clásico del siglo XX de obligada lectura para los amantes del terror psicológico. Así, en el sentido de lo apuntado, Stephen King dijo sobre ese relato:

“El cine y la literatura de horror son una invitación a dejarse llevar simbólicamente por una conducta desviada y antisocial, a cometer actos de violencia gratuita, a consentir nuestras pueriles fantasías de poder, a entregarnos a nuestros miedos más cobardes.(…) Todo eso nunca se ha expresado mejor de un modo literario que en el cuento corto de Shirley Jackson La lotería“.

Es ahí por tanto donde se encuentra la verdadera y auténtica influencia de Shirley Jackson en la obra de King, en la que la esencia que destilan las entrañas del auténtico terror se encuentra, no en lo sobrenatural (que también), sino en los miedos que azoran el quehacer diario del ciudadano medio.

Stephen King

En fin, y como el propio Stephen King, Shirley Jackson fue despreciada en su tiempo por la intelectualidad de la época, y por las mismas razones por las que se ha menospreciado durante décadas al escritor de Maine: básicamente, el tener un estilo “popular”. Y es que, efectivamente, en la obra de Jackson se observa esa misma forma de describir la sociedad estadounidense de la época que le tocó vivir que se define tan claramente hoy en la obra de King, con un tono satírico inconfundible que, sin duda alguna, es la clave del éxito del escritor estadounidense. Pero bueno, el tiempo pone a cada uno en su sitio y, por lo demás, suele tener como efecto su inexorable transcurso el cerrar bastantes bocas a modo de justicia divina.

En definitiva, si te consideras un verdadero “Lector constante”, no debes dejar de leer a Shirley Jackson: la verdadera mentora en el mundo del terror de Stephen King.


3 respuestas a “Shirley Jackson: La gran desconocida en el universo de Stephen King

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .